Colectiva | Noviembre 2019

Capital

Las potencias dispersas

Por Larisa Zmud

De chica quería estudiar sociología y ser actriz pero en Mar del Plata, ciudad de donde vengo, no existía la carrera de Sociología y para ser actriz (famosa, como era mi intención) tampoco habían muchas opciones. Apenas cumplí los quince empecé a trabajar para juntar plata y, a los diecinueve, me mudé a la capital. En Buenos Aires al final estudié otras cosas y, en términos generales, me fue muy bien aunque sigo queriendo ser actriz. 

Cuando me invitaron a curar esta muestra pensé en hacer una exposición que visibilizara la producción de artistas nacidos lejos de la Capital Federal. Seleccioné entonces a siete artistas que no son de Buenos Aires. Provenientes de lugares tan diversos como Salta, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Provincia de Buenos Aires. Algunos se han mudado hace un tiempo a la ciudad, otros van y vienen en la búsqueda de algo que en su lugar de origen pareciera no terminar de suceder. 

Nos dicen que para generar mayor visibilidad de nuestro trabajo, en Argentina, hace falta migrar a la capital. Entonces, pienso Buenos Aires como un puerto desde donde lxs artistas pueden proyectarse hacia otros lugares geográficos y metafóricos.

Esta vez mi tarea como curadora fue como una navegación. Navegué de un lugar a otro, por hyperlinks que se iban abriendo, buscando artistas que reunieran ciertas características, investigando obras por internet, conectándome con personas desconocidas en Instagram que no estaban en Buenos Aires y así. 

La exposición intenta encauzar la energía que se genera en el arte de todo el país, busca organizar las potencias dispersas. No hay un hilo temático que vincule a priori a las obras entre sí. Más bien se exhiben trabajos que funcionan de manera autónoma y que, en la reunión, en lugar de diluirse se vigorizan. 

De ninguna manera este ejercicio busca glorificar a la Capital Federal, sino más bien desmitificar la idea de que al no ser de Buenos Aires el arte es menos contemporáneo o más “tradicionalista”. Capital promueve una nueva fluidez: un intercambio con ese siempre subestimado “interior” del que muchxs venimos. 

Capital es una selección que busca dar cuenta de los múltiples universos, soportes, técnicas y poéticas que se encuentran en la obra de estxs artistas. La intención es cuestionar las migraciones, ponerlas sobre la mesa, prestarles atención. ¿Cuánto más largo es el camino de un artista federal? ¿Cuántos kilómetros extra de reconocimiento y legitimación tiene que recorrer?